LASER HELIO NEON E INFRARROJO

Cada día es más frecuente la realización de tatuajes decorativos pero también crece la necesidad de quitarlos por motivos sociales o laborales. Antes esto no era sencillo ya que conllevaba la utilización de métodos agresivos (electrocoagulación, dermabrasión,..) que destruían la piel dejando cicatrices inaceptables.

LASER Q

Hoy en día el láser es la técnica de elección en la gran mayoría de estas pigmentaciones permanentes sin prácticamente dejar señal. El láser fragmenta las partículas de tinta en otras mucho más pequeñas que pueden ser eliminadas por el organismo.

En la Policlínica CUME contamos con un láser específico para tatuajes:

Neodimio-Yag Q-Switched con doblador de frecuencia que puede tratar tatuajes de negro, azul y rojo. Hay que tener en cuenta que, no sirven todos los láseres para eliminar un tatuaje.

A la hora de determinar el tratamiento hay que evaluar individualizadamente cada paciente. El color es uno de los aspectos a valorar. Los colores más fáciles de eliminar son los negros, azules y rojos, mientras que los verdes, amarillos y naranjas requieren más sesiones para conseguir un aclaramiento significativo.

Se requieren unas 5-6 sesiones para tatuajes profesionales. El número de sesiones depende de la cantidad, el tipo y la profundidad de la tinta en la piel. En raras ocasiones se necesitan más de 10 sesiones. La gran mayoría de los pacientes no requiere anestesia.