LIPOSUCCIÓN DE LA PAPADA

La Liposucción de Papada es una técnica quirúrgica realizada con frecuencia entre hombres y mujeres para eliminar depósitos de grasas o acúmulo de grasa de la región submentoniana o en mentón, también incluye el reborde mandibular.
Es una liposucción muy sencilla ya que el área a trabajar es pequeña, se debe realizar con especial cuidado por las estructuras presentes en la zona.
Es una muy buena alternativa para pacientes temerosos de la cirugía de estiramiento (lifting facial) y que quieren obtener un adelgazamiento facial sin los riesgos de una cirugía más importante.

Usted puede ser un buen candidato para liposucción, si usted tiene grasa localizada en exceso en la zona submentoniana, sin que exista flacidez, ni exceso de piel.

Los mejores candidatos para una liposucción de papada son las personas jóvenes y con una buena calidad de piel.
El estado de salud normal ayudará en el resultado final y el que la piel sea lo más elástica posible.

Los resultados se evalúan generalmente después de dos meses de la cirugía, ya que al comienzo del postoperatorio la piel esta suelta y muy inflamada, lo mas recomendable es realizar mucho masaje y drenaje linfático.

La liposucción de papada elimina la grasa localizada de forma definitiva. Aunque depende del paciente que estos resultados se mantengan en el tiempo, ya que si no se complementan con una dieta sana y equilibrada, esta grasa puede resurgir. Igualmente, de ser este el caso, el procedimiento se puede repetir sin ningún tipo de inconvenientes.