MAMOPLASTIA DE REDUCCION DE MAMAS

La Mamoplastia de reducción es una técnica quirúrgica, que permite disminuir el tamaño de los senos, consiguiendo unos pechos más pequeños y firmes, proporcionados con el resto del cuerpo.

Además de la finalidad estética, la Mamoplastia de reducción corrige también un problema físico, ya que a muchas mujeres el exceso de volumen mamario les causa molestias como dolor de espalda, cervicales, e incluso problemas psicológicos que llegan a afectar a las relaciones personales.

La intervención se realiza siempre en un quirófano bajo anestesia general y tiene una duración de entre 2 a 4 horas. Gracias a esta técnica el cirujano elimina el exceso de piel, grasa y tejido mamario de la paciente, recolocando la areola y el pezón en su nueva posición. Además la paciente deberá quedarse hospitalizada por lo menos un día.

REDUCCION DE MAMASPara moldear las mamas y darles una forma armoniosa acorde con la anatomía de la paciente, el cirujano realiza unas incisiones que generalmente tienen forma de ancla, trazando una línea vertical hacia abajo desde la areola y una línea horizontal en el surco submamario. Se conservará la areola unida a sus vasos sanguíneos y a sus nervios en la mayoría de los casos.

No obstante, en procesos de grandes reducciones, es habitual separar completamente la areola y recolocarla. Será el propio cirujano quien decida la idoneidad de las técnicas a seguir en cada intervención, según las características propias de la paciente a tratar. Además, también se puede reducir el tamaño de la areola, si así se considera oportuno.

Los efectos de este tipo de cirugía son permanentes; sin embargo, con el tiempo un ligero descenso del tejido es la respuesta normal a la gravedad y es parte del proceso fisiológico del envejecimiento.

Hay que tener presente que:

– Si se adelgaza mucho los pechos volverán a caer.

– Si se engorda inconscientemente el pecho aumentará de volumen.

– Nadie impedirá la evolución de la piel durante los años que pasen y la acción de la gravedad.

– Siempre quedarán cicatrices más o menos visibles.

– El resultado final se empieza a ver a los 6 meses y al año el definitivo.