PSICOTERAPIA GESTALT

La Gestalt nos enseña a enfrentar la existencia partiendo de lo que vamos viviendo en el momento presente. Para alcanzar este vivir en el aquí y ahora utilizamos la experiencia sensorial, que nos conduce al darnos cuenta, a la toma de conciencia, lo que nos permite establecer contacto con nuestro organismo y con el medio en que estamos inmersos.

Todo lo anterior permite aprender a vivir, pensar y sentir en el momento en que se dan las situaciones de la vida cotidiana, resolviendo aquellas que están inconclusas y que corresponden al pasado, y resolviendo las que van emergiendo en el momento inmediato.

GESTALTEl ser humano es capaz de satisfacer sus necesidades pero, demasiado a menudo, encuentra dificultad para ello. Es en este momento cuando aparecen los bloqueos que le impiden darse cuenta de lo que está pasando.

Desde hace muchísimos años el ser humano se esfuerza en entender los misterios de la vida y uno de los mas grandes misterios somos nosotros mismos, los seres humanos.

Normalmente actuamos siguiendo un “Guión de vida”, que es como el argumento de una obra dramática que el ser humano se siente obligado a representar, independientemente de que se encuentre o no identificado con el personaje.

El guión tiene su origen en los inicios de la vida del niño/a que día tras día se le ha ido inculcando creencias y mandatos que le sirvan para adaptarse y que quedan instalados como un programa que conduce a la persona en el futuro y de manera inconsciente, salvo que ésta decida tomar conciencia de las creencias y decisiones inconscientes que le gobiernan.

El trabajo esta enfocado en acompañar a que la otra persona pueda reconocer sus creencias limitantes, sus conversaciones de no posibilidad, sus estados de ánimo recurrentes que le cierran posibilidades, las reacciones corporales que se manifiestan ante cada desafío, la máscara que enseña al mundo que le rodea,…

El futuro de cada ser humano depende de muchas cosas, pero no conviene obviar la propia responsabilidad como uno de los factores más importantes, por no decir el factor de mayor importancia. Esa responsabilidad se expresa en la voluntad y capacidad de generar cambios en uno mismo y en las propias circunstancias.

Y, sobre todo, en la determinación para asumir la dirección de la propia vida realizando los cambios y renuncias que sean necesarios para ello.

GESTALT

“Cada problema trae en sus manos un regalo para ti”

Richard Bach

Sólo cuando estás bien contigo mismo

puedes estar bien con los demás.

Sólo cuando manejas tu soledad puedes manejar una relación.

Necesitas valorarte para valorar,

quererte para querer,

respetarte para respetar,

y aceptarte para aceptar,

ya que nadie da lo que no tiene dentro de sí.

Ninguna relación te dará la paz que tú mismo no crees en tu interior.

Ninguna relación te brindará felicidad que tú mismo no construyas.