TRATAMIENTO DE LAS ESTRIAS

Las estrías pueden aparecer como consecuencia del rápido estiramiento de la piel y, a menudo, se las asocia con el agrandamiento del abdomen que se presenta durante el embarazo. Se puede dar en niños que se vuelven obesos rápidamente o durante el rápido crecimiento en la pubertad.
La localización más común de las estrías se encuentra en las mamas, las caderas, los muslos, los glúteos, el abdomen y los costados.
Las estrías aparecen en forma de líneas paralelas de piel rojizas, brillantes y delgadas que después de algún tiempo se tornan blancuzcas y con apariencia de cicatriz. Dichas líneas pueden ser ligeramente profundas y presentar una textura diferente de la piel normal.

Muchos tratamientos se han efectuado para intentar eliminarlas con unos resultados muy escasos.

Recientemente ha sido aprobado por la FDA  americana el empleo de bioestimulación con factores de crecimiento propios para el tratamiento de las estrías.
En nuestro centro desde hace un año estamos utilizando la mesoterapia con factores de crecimiento propios con lo que se reducen las estrías de forma espectacular.
Reducimos la profundidad, el grosor y la extensión de las estrías, aumentando tanto la calidad como la cantidad del colágeno perdido, que es el desencadenante de la estría.
A este tratamiento se le asocia un combinado de minerales, vitaminas y ácido hialurónico que mejora la flacidez y permite su distensión.

Es importante asociar técnicas de radiofrecuencia para producir colágeno tipo I que reduce la elongación y reafirma la zona en donde aparecen las estrías.